Balanza de comercio

¿Qué es la balanza comercial?

Una mirada a la importancia de la balanza comercial y las formas de calcular con exactitud la balanza de comercio, para asegurarse que siempre lleva la delantera.

La balanza comercial o fluidez de divisas entre países es generada a partir de las operaciones internacionales y otras transacciones principales entre países. Cada una de las transacciones que se mostrarán a continuación son registradas en el balance de pagos y en el registro de la balanza comercial de cada país. El balance de comercio puede incluir la fluidez de divisas, bienes y servicios, reivindicación económica, regalos y reclamación comercial, compañías o individuos.

El balance de pagos actúa de esta manera como un registro estadístico de todas las operaciones económicas entre la nación de un país con las naciones de otros países.

La balanza comercial (BOT por sus siglas en inglés) es un término dado para expresar la diferencia de las importaciones totales y el total de exportaciones de un país específico durante un periodo de tiempo establecido (por lo general un trimestre o un año). Esta cifra de la balanza de comercio indica la relación entre las importaciones totales de las naciones y las exportaciones totales de las naciones.

La balanza comercial puede ser expresada con la siguiente ecuación:

BOT = exportaciones totales de un país X– Importaciones totales de un país X

La balanza comercial forma el segmento más grande de cualquier balanza de pagos de un país. La balanza comercial también puede referirse a la "balanza comercial internacional" de ese país.

Un superávit comercial ocurre cuando el balance de comercio es una cifra positiva. Esto significa que el país en cuestión depende más de las exportaciones que de las importaciones. Ejemplos de países con superávit comerciales son Canadá, Japón y Alemania. Estos países tienen economías inactivas y también disfrutan de tasas de ahorro más altas.

Un déficit comercial ocurre cuando el balance de comercio es un número negativo. Esto sugiere que existe una escasez de exportaciones en ese país. Un déficit negativo no siempre es percibido como una idea negativa, sino más como un evento cíclico visto en relación al ciclo de la economía. Los países con un crecimiento económico fuerte tales como EE.UU, Hong Kong y Australia presentan también déficits comerciales. Esto es debido a su enorme demanda local durante las épocas de expansión económica. Los déficits comerciales son una realidad para las economías con crecimientos más pobres donde el crecimiento es conducido por inversiones extranjeras consistentes.

Los países exportan más durante los periodos de recesión para incrementar la demanda y los trabajos. En tiempos de expansión financiera, las importaciones se cuentan fuertemente para frenar la inflación. En base a lo anteriormente dicho se puede ver que el déficit comercial no se prefiere en tiempos de recesión, pero puede ayudar en tiempos de expansión.

El problema inherente para determinar una cifra exacta de la balanza comercial son los problemas asociados con el registro y colección de todos los datos de importación y exportación.

Los elementos que pueden afectar la exactitud de las cifras de la balanza comercial incluyen:

  • Desviación de la tasa de cambio
  • Acuerdos comerciales entre los diferentes países
  • Ciclo comercial de un país específico (fase de recesión o expansión)
  • Impuestos y tarifas de los diferentes países
  • Diferencias en los precios de los bienes producidos localmente Un balance de bienes es algunas veces usado en vez del balance comercial. El balance de bienes sólo se concentra en el comercio de bienes (no servicios). Lo anterior es usado como los datos de comercios en bienes y es más exacto y disponible.